facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra recursos relacionados con la salud, la seguridad, la educación y la banca para proteger tu salud y tus finanzas.

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

March 26, 2018

Acampar puede ser una manera barata para disfrutar unas vacaciones con amigos y familia. Ya sea que vayas a nadar o pasear en una lancha en un lago cercano, o vayas en un viaje con mochila al hombro por varios días, a mucha gente le gusta disfrutar el aire libre durante esta temporada. Desde escoger un lugar hasta comprar tu equipo, aquí hay cinco pasos para comenzar la próxima aventura.

Como Ahorrar Dinero en tu Próxima Aventura al Aire Libre

Escoge un parque. Una manera de recortar los gastos de viaje es evitar vuelos o viajes de varios días. Es posible que exista algo muy bonito cerca de donde vives. Pídeles recomendaciones a tus amigos y familiares, e investiga en línea para los comentarios sobre áreas y rutas de senderismo locales, y campamentos.

Un buen recurso es el Servicio de Parques Nacionales [NPS por sus siglas en inglés]. El NPS mantiene un índice de parques nacionales, monumentos, playas, áreas de recreo, y otras áreas al aire libre por todo el país. Hay más de 400 parques en el índice, y solo aproximadamente una cuarta parte de ellos cobra una cuota de entrada (entre $5 y $30 por un vehículo no comercial).

Asegura el pase. Si vas a viajar frecuentemente a los parques recreativos nacionales y federales, debes considerar la compra del America the Beautiful Annual Pass por $80, que proporciona acceso a más de 2,000 sitios recreativos federales, no solo aquellos administrados por el NPS. Un solo pase cubre al conductor y todos los pasajeros en un vehículo personal [o sea hasta cuatro adultos para los sitios que cobran por persona]. También hay cuatro (4) días libres en todos los sitios del Servicio de Parques Nacionales cada año, pero no te sorprendas si hay mucha gente si visitas durante uno de esos, y hay pases anuales gratuitos para miembros militares en servicio activo y sus dependientes.

Parques administrados por los estados son otra opción. Al igual que con los pases del parque nacional, un pase anual regional o estatal podría ahorrarte dinero a largo plazo si visitas varias veces durante el año.

Prepárate para poner una tienda de campaña. Hay varias opciones disponibles para escoger en dónde quieres pasar la noche. Los hoteles, moteles y alquileres de vacaciones puede ser lo más cómodos, pero cuestan mucho más.

Cabañas para acampar, que ofrecen lujos como electricidad y calefacción o aire acondicionado, pueden ser una buena opción de término medio. Alquilar un RV es otra posibilidad, aunque entre el precio para alquilarlo y las cuotas de pasar la noche, no es un gran ahorro. Lo más barato podría ser acampar. Aunque no tengas el equipo, as posible que puedas encontrar una tienda de campaña nueva y un colchón inflable por tan solo $100. Sin embargo, ten en cuenta que la mayoría del equipo de mucho descuento no durará tanto como el equipo más caro. Chequear los comentarios es importante para encontrar el mejor equipo para tí y tus necesidades.

Muchas veces las cuotas por noche de los campamentos en los parques nacionales y estatales son más baratas que en los privados, y puedes reservar un lugar en la tierra administrada federalmente, incluso dentro de parques y bosques nacionales, en línea en recreation.gov. Sin embargo, se llenan rápidamente. Por suerte, para las personas que no planean por adelantado, hay muchos parques que tienen campamentos que ofrecen lugares por orden de llegada.

Con un poco de investigación, es posible que te sorprendas por la cantidad de opciones disponibles que hay para campamentos asequibles. Algunas agencias federales y estatales, como el Servicio de Bosques Nacionales, permiten campamentos dispersos gratis. Tienes que poner la tienda de campaña afuera de los campamentos designados y no tendrás el acceso a agua corriente, los baños o al servicio de basura [por favor usa los principios de no dejar rastro].

Compra equipo que sirva para tus necesidades. Ya tienes adónde ir y en dónde puedes dormir. Es hora de comprar el equipo.

Aquí hay tres preguntas que pueden ayudarte a determinar si deberías alquilar o comprar el equipo; y si decides comprarlo, si deberías comprar equipo regular o de alta calidad. Antes de comprarlo, pregúntate a ti mismo:

  • ¿Ya tienes algo que te serviría?
  • ¿Con qué frecuencia vas a usar el artículo?
  • ¿Por cuánto tiempo crees que va a durar?

Si vas de campamento solamente de vez en cuando, una carpa barata te serviría bien. Pero, si vas cada fin de semana, tiene más sentido comprar una de alta calidad.

No necesitas ir por todo la primera vez, comprando todo nuevo - carpa, bolsa de dormir y mochila. Lo que puedes hacer es alquilar todo lo que necesites en línea en una tienda de artículos deportivos. O aún mejor, pregúntales a tus amigos y familiares si te pueden prestar su equipo.

Aunque decidas comprar equipo de alta calidad, puedes ahorrar dinero comprando productos usados. Algunos pueden estar en buen estado, especialmente cuando las tiendas venden artículos devueltos que solo se usaron una o dos veces. También puedes encontrar una amplia variedad de equipo para campamento en venta en los anuncios clasificados por una verdadera ganga.

Habiendo dicho eso, hay algunas cosas en donde no debes economizar. Un botiquín de primeros auxilios es una compra buena y barata. Además, si vas a estar en áreas silvestres por unos días, quizá deberías inscribirte en un curso de capacitación en primeros auxilios en áreas silvestres. Aunque a veces cuestan cientos de dólares, aprenderás habilidades que potencialmente podrían salvar vidas.

No gastes demasiado en comida. Sería tentador derrochar dinero en los restaurantes en los parques, pero podría ser más económico evitar tanta gente y cocinar en el campamento. Chequea en línea o llama a un guardabosques para ver que tipo de configuración hay disponible para cocinar y que tipos de suministros están incluidos. Lleva una hielera para los productos perecederos y abastécete de productos básicos estables y fáciles de llevar. Los suministros necesarios son unos fósforos o un encendedor, papel de aluminio, asador portátil, pinzas de metal y una olla y sartén ligeros. Planear por adelantado requiere más tiempo, pero con un poco de la diligencia debida te ayudarás a ahorrar en tu aventura al aire libre. Todavía puedes preparar unas cenas increíbles y nada se siente más como acampar que cocinar sobre un fuego.

En resumen: Al parecer, ir de campamento es una escapada barata, pero los gastos pueden ser más que el presupuesto. Ya sea que quieras viajar a los Adirondacks, ir de excursión en Yosemite o comenzar un viaje de campamento, un poco de planificación puede ayudar a que tu viaje sea más divertido y liberar tu mente del estrés financiero.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir